Depilación masculina: La ilusión óptica del tronco largo

La polémica está servida siempre que sale a colación uno de los mayores tabúes para el género masculino: la depilación íntima masculina.

Hay dos posiciones muy bien definidas: los que dicen la verdad, y hablan sobre sus sesiones de belleza íntima abiertamente, y los que niegan la mayor, alegando que su virilidad no les deja depilarse “ahí abajo”. ModernosAprendices, lo primero que tenéis que tener en cuenta es que no somos Sansón y que no somos menos machotes si nos recortamos un poco el matojo.

Seguramente ya te has encontrado en una de estas situaciones incómodas, donde tus amigos y sobre todo amigas sacan a relucir el tema de sus preferencias en cuanto al aspecto de los genitales masculinos o sus gustos sobre los distintos estilos de jardinería íntima. Una vez que el tema empieza a florecer, y nunca mejor dicho, ya no se puede parar, y sabes que la pregunta tarde o temprano caerá sobre ti. Y aquí llega como un jarro de agua fría: ¿Y tú te depilas?

Como todo en esta vida, la naturalidad es una de las bazas que debes jugar. Quieres ser un ModernoMan, no acabas de salir de la cueva, así que habla con sinceridad. Esto no quiere decir que hagas una recreación exquisita de como podas tus jardines, sino que trates el tema igual que hablas de tu corte de pelo.

La higiene íntima está estrechamente relacionada con la depilación masculina, ya que cuanto menos frondoso sea el bosque, mejor puede pasar el río. No obstante, no debemos olvidar que la parte estética juega un rol muy importante. Piensa en un momento en ella, y en la primera vez que vea a tu amiguito, ¿cuál quieres que sea su primera impresión? No es lo mismo visualmente encontrar un ewok perdido en el bosque, que un baobab milenario sin malas hierbas alrededor.

ModernoMan quiere darte algunos consejos sobre la depilación masculina en nuestra parte más preciada:

Siempre existe la dolorosa opción de irte a un salón de belleza y pasar por la cera, eso sí, si te creías muy tolerante al dolor aquí te darás cuenta que no. Ya puedes estar lleno de tatuajes a lo Prison Break o cargar sacos de cemento a dos manos, que en cuanto venga el primer tirón, te vas a escuchar gritando como una niña de 5 años y tus agudos llegarán a notas más altas que los niños del coro.

La siguiente opción que tal vez es la más sencilla pero menos usada, crema depilatoria para zonas sensibles (sí, los fabricantes llaman así a esas partes…sensibles)

No pasa nada por robarle un poco de crema a tu chica (y si no tienes chica, cómprala en el súper, la cajera nunca sabrá si es para ti o para tu novia imaginaria). Las cremas de mujeres están hechas para piel suave y con hidratantes, por lo tanto corres menos riesgo de tener una reacción alérgica. Minimizar cualquier tipo de reacción o escozor es muy importante, ya que hablemos de tus zonas delicadas y no queremos pasar un par de días caminando como John Wayne por la oficina.

La siguiente opción y es la que parece que a nosotros nos da más pánico y es… intenta leer esto sin gestos ni escalofríos…. la cuchilla! Vamos a parar un momento y pensar bien, si te cortas mucho la cara cuando te la afeitas es porque o aplicas mucha presión, tu cuchilla tal vez no corta o simplemente estás haciendo algo mal. No porque uses la cuchilla para la depilación intima significa que tus partes sagradas van a quedar como un colador.

Está muy claro que vas a tener que invertir en una buena cuchilla con protección de piel, no uses las más baratas desechables de 20 cuchillas por 1.50€. Está muy bien querer ser un ModernoAhorrador, pero es preferible gastar un poco más que poner en peligro las joyas de la corona.

Si no quieres arriesgarte con ninguna de las opciones anteriores, siempre te queda la opción intermedia: recorta en vez de depilar. Puedes utilizar la maquinilla de recortarte las patillas para estos fines, pero ten en cuenta que luego te la tienes que pasar de nuevo por la cara, por lo que ModernoMan te recomienda tener una maquinilla dedicada exclusivamente a tus partes pudendas. Hay mucha variedad en el mercado, incluso marcas como Phillips ha desarrollado una cuchilla específica para la depilación masculina. El vídeo lo podéis ver en este enlace es bastante interesante si estás pensando en depilar tus partes íntimas.

La depilación masculina tiene muchas ventajas, aunque la principal es que agranda el tamaño de nuestro miembro viril. Al igual que ocurre en otros aspectos, la moda también influye en la estética que debemos adoptar para depilarnos nuestros genitales. Las patillas a lo afro en tu soldadito fue una moda muy ochentera, por lo que si quieres estar la última y gustar a las mujeres del siglo XXI, saca la motosierra e vete talando el mini Amazonas que tienes ahí abajo.

Sobre todo recuerda que aunque eres un ModernoMan, tampoco tienes que dar explicaciones a nadie que no quieras, sobre la vestimenta de tu pajarito.

Sigue los consejos de ModernoMan!

Leave a Comment