Nunca sueltes un creo que estoy enamorado de ti en la primera cita

Si hay algo que podemos aprender de Ted Mosby en Cómo Conocí a Vuestra Madre es uno de los graves errores que se puede cometer en una primera cita.

Las primeras citas son bastante importantes ya que determinará si hay una segunda y tercera con lo cual si tienes interés por ella y la quieres volver a ver ten en cuenta ciertas cosas que puedes y no puedes decir.

Si hacemos un poco de memoria, el primer capítulo de la serie cuentan la historia de Ted y el flechazo de “escupido”, perdón, Cupido al ver a Robin. Por lo visto fue un flechazo, un amor a primera vista, estas cosas que cada vez más se parecen a un cuento de Disney.

Bueno, el caso, que vemos como Ted se enamora instantáneamente y se lanza a hablarle a Robin e incluso vemos en una escena como deja que le tire una copa encima, todo con el fin de conseguir la cita, que por supuesto finalmente consigue.

Todo va bien, la cena muy bien solo que Ted no sabe interpretar las señales para lanzarse y comerle los morros a Robin pero bueno menos mal tiene amigos como Barney que le incitaba a ser espontáneo e irse a casa de ella.

Como podemos ver parece todo una aventura y muy romántico hasta este punto, claro digo hasta este punto porque aquí cambia la cosa. A todos nos ha pasado alguna vez que, en el momento más perfecto de la cita, justo cuando estamos mirándonos a los ojos, cuando nos acercamos y nos apetece decir lo a gusto que estamos que hasta incluso se nos podría escapar una medio guarrada….justo en ese preciso momento, recuerda, NUNCA, nunca nunca deberías decir “creo que me estoy enamorando de ti” NUNCA en una primera cita!!

A ver puede ser un momento muy apasionado, puede que hayas sentido gusanillos en el estómago o lo que sea pero estas son palabras que en vez de sonar romántico suena a tío posesivo, entonces si no quieres que salga corriendo mejor muérdete la lengua y este consejo puede ser literal si es necesario.

Si notas que tu subconsciente te hace decir un “creo que estoy…” piensa rápido y añade un “con ganas de comerte los morros” aunque sea.

Recuerda que son palabras que una vez dichas no hay marcha atrás y OJO que si al decirlo no la espantas es mejor que salgas corriendo tú.

Conclusiones, el amor a primera vista puede pasar, estamos abiertos a la posibilidad de que así sea, aunque a día de hoy parece algo más escaso …. Y creemos que el enano gordo en pañales tirando flechas de amor está de vacaciones constante pero si te llega a tocar esa flechita mejor muérdete la lengua en ciertas circunstancias!

Sigue los consejos de ModernoMan!

Leave a Comment